viernes, 24 de julio de 2015

VI. LOS PEDIATRAS (cuarta parte)


             En espera de conseguir mayor información, he aquí unas pinceladas sobre algunos pediatras que ejercieron en Punta Arenas entre los años 40 y 60 del siglo pasado.
 
Guillermo Stegen Ahumada fallecía, en la Región de Valparaíso y a le edad de 93 años, el 7 de noviembre de 2014. Destacado pediatra, también ejerció en Punta Arenas.

Dr. Ezequiel Barroso, auxiliar Berta Núñez y un niño
c. 1964
 
Ezequiel Barroso Cid fue jefe del Servicio de Pediatría, tanto del Hospital de Asistencia Social como del Hospital Regional de Punta Arenas “Dr. Lautaro Navarro Avaria”. Según recuerda Raquel Aedo, antigua auxiliar de enfermería, apenas lo sentíamos en el pasillo, “ahí viene el doctor Barroso”, decíamos. Como lauchas a meternos en las piezas. En ese tiempo ya estaban separados los lactantes de los escolares. Había salas de medicina, cirugía, lactantes, infecciosos, así. La auxiliar tenía que estar en la sala con mascarilla, y había una persona volante que repartía los tratamientos y se los entregaba a la persona de la sala. Y una daba el tratamiento en su sala, sin abandonarla. Al lado de los niños, así era el sistema del doctor Barroso. Llegaba en las mañanas abriendo puertas por todos lados, puertas de baño, de lo que sea. Todo tenía que estar brillando. Igual que su personal, teníamos que andar impecables. Y nos acostumbramos, así nos formaron[1].
 El Dr. Talma falleció en, y se encuentra sepultado en, Punta Arenas.
Fernando del Carmen Cabrera Reyes nació en 1932 y llegó en 1962. Actualmente sigue ejerciendo la profesión en Santiago, y es un eminente neurólogo pediatra.



[1] Testimonio personal Sra. Raquel Aedo, 2013.
 
 

1 comentario:

  1. El Doctor Barroso me atendio a mi cuando niña y luego atendio a mi hija mayor que nacio en Viña de Mar en1974. mi nombre de soltera y como me conocen en Magallanes es Teresa Peña MacLeod. gracias por estos articulos, he aprendido mucho de mi querida Punta Arenas

    ResponderEliminar

LAS CRÍTICAS SON BIENVENIDAS, EXCEPTO LAS FALSAS ADULACIONES.